Side Menu

Blog

La universalidad existente en el idioma español estándar

470 millones de personas, en más de 20 países hablan el idioma español. El alto número de hispanohablantes y su dispersión geográfica favorece el desarrollo de diferencias evolutivas notables en el idioma, no solo en la pronunciación, sino también en el léxico, la morfología y la sintaxis.

Estas diferencias se aprecian entre el español que se habla en España y Latinoamérica. Y se hace aún más patente entre los distintos españoles que hablan en América. Pues el idioma español de América no es unitario, sino que responde a una realidad lingüística muy compleja, de manera que entre distintas zonas y países de Latinoamérica se encuentran importantes diferencias en el léxico del idioma, el contenido semántico y la morfosintaxis.

Tradicionalmente se ha hablado de la existencia de dos grandes modalidades del idioma: «español de Europa» y «español de América». Esto supone un grave error pues es más apropiado considerar las múltiples modalidades diferenciadas que se observan en el «español en América». Aunque la convivencia de estas formas del idioma no impide la comunicación fluida entre los hispanohablantes si plantea dificultades y obliga a tomar decisiones cuando se elaboran y comercializan obras y productos dirigidos a las diferentes zonas de su influencia.

En la industria cinematográfica se ha optado por la elección de cuatro formas de español a las que se acostumbra doblar las películas: europeo, mexicano, rioplatense y puertorriqueño. Todas ellas comparten la esencia del idioma, pero contienen claras distinciones en aspectos relevantes.

La traducción de libros y revistas, y en particular los de contenido científico y técnico, se enfrenta a un problema semejante cuando pretende dirigirse al conjunto de la comunidad latinoamericana.

 

idioma-traductor-traducir-traduccion-traductor de idiomas-traduccion e interpretacion-traductor profesional-traductor idiomas-agencia de traduccion-traducciones juridicas

 

Terminología técnica y recursos expresivos del idioma en la traducción

En las traducciones médicas-científicas, traducciones jurídicas y traducciones técnicas, los textos están formados, por la terminología técnica propia de cada especialidad y por el conjunto de expresiones generales, vocabulario y construcciones gramaticales específicas de la lengua de destino.

La terminología técnica es muy específica y se sitúa dentro de un registro culto del idioma, que resulta menos afectado por los modismos y las variedades de los distintos países. Aun así, presenta ciertas particularidades en las diversas formas del español que suponen un reto para la traducción.

Los problemas de interpretación vienen provocados por los localismos de los distintos países latinoamericanos. Estos modismos abundan en el contenido y las descripciones de carácter general de los textos científico-técnicos, que suelen formar una parte sustancial del conjunto de las obras. En definitiva, las traducciones científicas y técnicas también se enfrentan al problema mencionado de la necesidad de elegir un modo y un contenido universal dentro del ámbito del idioma español.

 

Idioma español estándar

Las academias de la lengua y otros organismos en España, trabajan para mantener la cohesión del español y respetar su diversidad a través de esfuerzos conjuntos. Como producto de sus iniciativas se ha propuesto una forma del idioma que se ha llamado «español estándar» y que pretende ofrecer una normalización de ciertos aspectos del lenguaje, como la fonología, el léxico, la gramática y la ortografía.

Las instituciones que han centralizado estos trabajos son la Real Academia de la Lengua Española, la Asociación de Academias de la Lengua Española y el Instituto Cervantes:

  • La Real Academia Española fue fundada en Madrid en 1713 donde tiene su sede. Compuesta por 46 académicos de nacionalidad española.
  • La Asociación de Academias de la Lengua Española fue fundada en México en 1951 y su Comisión Permanente se reúne en Madrid. Agrupa a las 22 academias de la lengua española existentes en el mundo.
  • El Instituto Cervantes fue fundado en 1991 por el gobierno de España y tiene numerosas sedes repartidas por todo el mundo con el objetivo de promover la lengua española.
  • El «español estándar» persigue conciliar las grandes líneas comunes del idioma, de manera que sea entendible y admisible para todos los hispanoparlantes. Con frecuencia, su dominio, alejado de los localismos y modismo dialectales, es un requisito importante para el desempeño de ciertas profesiones y actividades prestigiosas, como la docencia, las profesiones liberales o la comunicación en los medios periodísticos.

Las academias de la lengua en español han coordinado sus actividades en favor de la creación de este «español común» con diversas iniciativas, entre las cuales se sitúa la elaboración de varias publicaciones de referencia. Cabe destacar:

 

En el ámbito médico

La Real Academia Nacional de Medicina, con la reciente publicación del Diccionario de Términos Médicos, dirigido y realizado por un equipo de médicos y lingüistas de nacionalidad española, que con carácter normalizador pretende fijar la preferencia y el criterio académico médico de la lengua española.

 

En el ámbito general

  • El Diccionario de la Lengua Española, diccionario normativo y autoridad de consulta del idioma español.
  • El Diccionario Panhispánico de Dudas, cuyo propósito es resolver las dudas sobre locuciones, construcciones, gramática y otras relacionadas con el uso correcto del idioma español en toda la comunidad hispanohablante.
  • La Ortografía de la lengua española, que se viene publicando y actualizando desde 1741 y que pretende la armonización de las reglas ortográficas en todas las variedades del idioma español.
  • La Nueva Gramática de la Lengua Española, cuya primera edición data de 1771 y la última de 2009. Persigue la armonización de las reglas gramaticales en la escritura del idioma español en todos los países de habla hispana.

Estas obras de referencia han nacido del impulso inicial de la Real Academia Española (cuya totalidad de miembros son de nacionalidad española) y han recibido el respaldo de la Asociación de Academias de la Lengua Española. Estas publicaciones han de servir de instrumento eficaz en la armonización del uso del español que, en particular, sirva de referencia para la traducción de las obras científico-técnicas y traducciones académicas.

 

Conclusiones

Dentro del enorme bloque «americano», se insertan multitud de dialectos o variedades del español, correspondientes a cada país o zona lingüística. Es decir, que el español americano no es en absoluto una entidad uniforme, sino que contiene, a su vez, una gran variedad de expresiones locales. En este sentido, el español de Argentina difiere notablemente del hablado en México, y ambos del hablado en Puerto Rico, por ejemplo. La publicación de libros y revistas científico-técnicos y académicos en toda la comunidad latinoamericana obliga a elegir una forma de «español estándar» que permita que los contenidos, originales o traducidos, sean comprensibles y admisibles para un máximo número de hispanohablantes.

La norma culta del español se establece para todo el ámbito hispanohablante en la Real Academia Española. Esta norma culta es, en palabras de la Academia, «el español estándar: la lengua que todos empleamos, o aspiramos a emplear, cuando sentimos la necesidad de expresarnos con corrección; la lengua que se enseña en las escuelas; la que, con mayor o menor acierto, utilizamos al hablar en público o emplean los medios de comunicación; la lengua de los ensayos y de los libros científicos y técnicos. Es, en definitiva, la que configura la norma, el código compartido que hace posible que hispanohablantes de muy distintas procedencias se entiendan sin dificultad». Es, por lo tanto, la lengua empleada en el ámbito editorial y, por supuesto, en las traducciones de libros.

No puede olvidarse que el español de España es la base de la que nació el americano y, por su tradición cultural, su implicación histórica y su consolidación interna, es el que más contribuye a dar cohesión al conjunto del idioma. De algún modo, sin que ello comporte ninguna idea de jerarquía oficial, el «español de Europa» es hoy sin duda alguna el más aceptado, conocido y descrito en el ámbito académico, el que promueve las principales iniciativas de armonización y, quizá, el más adecuado para describir, a partir de sus raíces, las distintas variantes del «español de América».

 

idioma-traductor-traducir-traduccion-traductor de idiomas-traduccion e interpretacion-traductor profesional-traductor idiomas-agencia de traduccion-traducciones juridicas

 

Elementos diferenciadores de la traducción inglés-español en España y Latinoamérica

 

1. Pautas del idioma español estándar

En el español de América se registran importantes diferencias fonéticas, morfológicas, sintácticas y de léxico, entre las diversas áreas geográficas y países del continente americano.

Esto provoca que, para hacer referencia a un mismo concepto, se deban utilizar diferentes términos según el país.

Por ejemplo para hacer referencia a la asistencia sanitaria a poblaciones alojadas en viviendas marginales provisionales se deberían utilizar diferentes términos según el país o el área:

 

villas en Argentina
cantegriles en Uruguay
callampas en Chile
champas en Centroamérica
ranchos en Colombia y Venezuela
barracas en México


 

1.1. Traducción del idioma español al inglés

En este contexto resulta muy llamativo el hecho de que la traducción al inglés de textos en español se ve sustancialmente facilitada cuando se emplean los términos propios del español de España, en vez de los del ámbito hispanohablante de América, puesto que los traductores de habla inglesa desconocen las expresiones americanas y están familiarizados con el español estándar-europeo.

La enseñanza del español en Europa toma como punto de partida la variante española de la lengua y, aunque se ofrezca información didáctica sobre la riqueza y diversidad del idioma, se enseña siempre esta única norma estándar, con la que estudiantes de diferentes países acceden al uso de un español culto y homogéneo.

 

2. Potenciales carencias expresivas y formales en el idioma español de América en las traducciones médicas

En buena parte de las traducciones médicas-sanitarias realizadas en el ámbito latinoamericano se aprecian una serie de características que pueden menoscabar el valor intrínseco de los trabajos.

 

2.1. Usos comunes en el idioma español de América

Dan lugar a construcciones o términos aceptados localmente aunque, en sentido estricto, anómalos (o erróneos) o de significado equívoco:

  • Trasformación del objeto directo en sujeto con ajuste de número: hubieron varios casos > hubo varios casos
  • Construcción de ciertos verbos como reflexivos: la posibilidad de enfermarse > la posibilidad de enfermar
  • Uso del adverbio recién sin participio: se proceda recién haya terminado la exploración > se proceda apenas haya terminado la exploración
  • Uso de adjetivos como adverbios: el paciente caminaba lento > el paciente caminaba despacio/con lentitud

 

2.2. Traducción literal del inglés

La condición del inglés de lengua internacional en el ámbito científico hace que resulte muchas veces conveniente la importación de términos técnicos de ese idioma. Sin embargo, la proximidad geográfica hace que la influencia directa del inglés norteamericano sea cada vez mayor en Latinoamérica, por lo que es frecuente la asimilación indiscriminada de términos. Tales términos suelen tener una opción más correcta en el marco expresivo del español estándar.

Ejemplos:

 

Inglés Latinoamérica Español estándar
(to) monitor monitorear controlar
angor Angor angina
blood specimen espécimen de sangre muestra de sangre
cardiac failure falla cardíaca insuficiencia cardíaca
disorders desórdenes trastornos
dosage dosaje dosis
drugs drogas fármacos
expertise experticia pericia
flutter flutter aleteo
mandatory mandatorio obligatorio
miocardic injury injuria miocárdica daño miocárdico
proactive proactivo decidido
profficient proficiente competente
removable removible extraíble
submission sumisión envío
transient transiente transitorio
valvus valva válvula

 

A modo de referencia de algunos de estos usos «anómalos», se adjunta la traducción de parte del prospecto de un fármaco comercializado en Venezuela:

 

Reacciones adversas

Infarto al miocardio, arritmia ventricular, hemorragia cerebrovascular, ataque isquémico transiente. En un 2-3%, visión borrosa, cambios en la visión de los colores, mareos, infección del tracto urinario. Con menor frecuencia: hematuria, diplopia, aumento de la presión intraocular, enrojecimiento, ardor en el ojo, sangramiento o enfermedad reticular vascular, reacciones alérgicas, anemia o astenia.

 

Contraindicaciones

Desórdenes de sangramiento, defectos en la coagulación, falla cardiaca, angina inestable, hiper o hipotensión, arritmias, infarto al miocardio.

Para asumir la expresión en español estándar, este texto debería incorporar puntuales modificaciones:

 

Reacciones adversas

Infarto de miocardio, arritmia ventricular, ataque isquémico transitorio. En un 2-3% de los casos, visión borrosa, cambios en la percepción de los colores, mareos, infección urinaria. Con menor frecuencia: hematuria, diplopía, aumento de la presión intraocular, enrojecimiento y prurito ocular, hemorragia o enfermedad reticular vascular, reacciones alérgicas, anemia o astenia, artrosis, artritis, gota o hiperuricemia, sinovitis o tenosinovitis.

 

Contraindicaciones

Trastornos hemorrágicos, defectos en la coagulación, insuficiencia cardiaca, angina inestable, hiper o hipotensión, arritmias, infarto de miocardio.

 

2.3. Mantenimiento de las siglas en inglés

En las traducciones médicas de ámbito latinoamericano es de uso generalizado el mantenimiento de las siglas en inglés.

Aunque algunas de ellas se utilizan siempre en inglés por frecuencia de uso en la práctica clínica —tomografía de emisión de positrones (PET), enzimoinmunoanálisis de absorción (ELISA) o las siglas correspondientes a las hormonas (ACTH, TSH, etc.)—, normalmente todos los términos tienen su correspondiente traducción al español y la consiguiente adaptación de sus siglas. El mantenimiento de las siglas inglesas incorpora elementos de confusión.

A modo de ejemplo, se incluye un breve texto de la edición en español del libro First Aid para Medicina Interna (el peso del inglés queda patente ya en el propio título), traducido y publicado en México.

 

Estudio radiográfico
  • Aguda: el CXR muestra irregularidades transitorias. La CT normalmente muestra opacidad de vidrio esmerilado (fig. 1-1).
  • Subaguda: el CXR muestra infiltraciones irregulares nodulares; la CT presenta nódulos centrilobulillares
  • Crónica: el CXR muestra cambios fibróticos en las áreas del enfisema; la CT muestra la misma formación.
  • Pruebas de laboratorio:
  • Aguda: recuento alto de WBC; ESR alta.

Se conservan CXR, en vez de la RxT (radiografía de tórax), la CT en vez de la TC (tomografía computarizada), los WBC (white blood cells, leucocitos, que en español no se suelen consignar como siglas) o la ESR en vez de VSG (velocidad de sedimentación globular).

 

3. Resumen

A modo de recopilación, a continuación se señalan los puntos más significativos aquí reseñados.

Existencia de diferencias morfosintácticas y lexicográficas entre la traducción con lenguaje propio del ámbito latinoamericano y las de rasgos propios del español peninsular.

Existencia de diferencias entre los distintos entornos geográficos del ámbito latinoamericano.

  • Términos de uso específico en un país o región.
  • Términos concretos que se expresan de forma distinta en los diversos países o regiones.
  • Americanismos de uso general.

 

Potenciales carencias en los textos de las traducciones médicas en Latinoamérica

  • Uso de construcciones o términos comunes en el español de América, aceptados a nivel local pero incorrectos o inapropiados en un contexto de expresión global.
  • Mayor influencia del inglés en los países americanos de habla española y, consecuentemente, mayor tendencia a la traducción directa de términos y frases procedentes del inglés.
  • Mayor tendencia al mantenimiento de siglas en inglés en los textos de traducción en español de América.

 

Sobre esta base, considerando el carácter supranacional de la lengua española, cabe concluir que la mayor uniformidad y la menor «exposición directa» de la expresión en lengua española europea a la influencia del inglés, es probablemente un fundamento más firme para la consecución del «estándar» que aporte a los textos el deseado grado de coherencia formal y terminológica.

 

 

 

Enrique Benito Soler

Director General

GEA Consultoría Editorial, s.l.

Empresa de traducción

No Comment

Sorry, the comment form is closed at this time.